jueves, 23 de diciembre de 2010

IMAGINAMOS JUNTOS ?

"La Navidad será del color que tengas tú el corazón..."



Cómo no invitarlos a imaginar juntos? Cómo no compartir la emoción que me embarga cada vez que amplío mis conocimientos porque "alguien" me llama para contarme otra partecita de la gran historia de mi pueblo?

Les comento que estoy escribiendo sobre los primeros habitantes de Santo Domingo, de la actual zona urbana... LA FAMILIA ANTUÑA.

Este relato crece día a día cuando recibo llamados en los que van apareciendo anécdotas, testimonios orales que van enriqueciendo la información de nuestro pasado y extendiendo la historia...

Ayer por ejemplo, conocí la existencia de una fábrica de dulce de leche que funcionó en el mismo edificio del primer hotel pertenciente a la familia mencionada.

Ese edificio aún hoy conserva el mármol de la entrada con el apellido Antuña grabado.


Apenas se lee, pero es suficiente para descubrir al tacto el apellido Antuña.

Frente de la vivienda que hoy pertenece a la familia Mergen-Beutel



Se preguntarán que relación tiene esto con la Navidad, ya que comienzo el post con una frase sobre ella... Y aquí llega la propuesta...

Imaginan ustedes cuántas pequeñas historias guardan esas paredes? Paredes testigos de lágrimas, de alegrías, de cuántos festejos navideños distintos... Todo lo sucedido en más de 120 años...

Vuela en mi mente la más atrayente lista de vivencias...

Navidades sin energía eléctrica, con calores sofocantes como el de hoy día...
Navidades de felicidad, paz y alegría... Y otras de tristeza...
Navidades ricas en sentimientos y pobres en economía... y a la inversa...
Navidades sin fuegos artificiales, pero con estrellitas en el alma...
Y tantas otras...

Cuántas familias vivieron allí?? Sigo investigando mientras imaginan conmigo...

Pronto saldrá la publicación de la primera parte y los invito a compartirla!

Un adelanto...
El frente de la vivienda donde habita parte de la familia Antuña en la actualidad...



Gracias ALEX por tu interés y aportes constantes! Gracias familia Mergen- Beutel. Gracias familia Antuña-Mozzati.

Con la emoción a flor de piel... con estas palabras salidas desde mi interior inquieto por descubrir más y más del pasado; por desenmascarar sentimientos que nos trasnformaron en lo que hoy somos como comunidad...

Gracias a todos!

En este tiempo especial quiero hacerles llegar a mis amigos, familiares y conocidos, unidos a cualquier credo, junto al renacimiento solar, el sincero deseo de paz y amor, e invitarlos a compartir aquí sus frases de saludo en estas fiestas...

viernes, 29 de octubre de 2010

AURELIO LONGONI "EL LELO"

"Si cometo el más mínimo fallo lo pagaré dos veces y aún así me pondré mi uniforme, tomaré mi arma y saldré de nuevo. Porque es lo que los profesionales hacen, y YO... SOY POLICIA"


Como mencioné en el post anterior, va el relato de uno de los policías que velaron en un lapso, por la seguridad de nuestro pueblo.

Aurelio Longoni... "EL LELO" como lo llamamos todos en el pueblo aún hoy día.

Lo visité una tarde y conversamos largamente. Recordó su juventud, su pasión por FANGIO, y su fanatismo por RIVER.

Su compañera inseparable ... la radio a batería que, con el avance de la tecnología hizo transformar para que funcione con pilas.

Habla pausadamente, cuenta que sus programas preferidos eran "Los Perez García" y "Glostora Tango Club".

En la actualidad ese aparato desde temprano por las mañanas, sigue acompañándolo para sintonizar la FM local que desde las siete comienza su alegre programación con "LA VENTANITA" que conduce David Muller.

El relato ahora se dirige hacia mucho tiempo atrás... Comenta que cumplió con el Servicio Militar Obligatorio en la ciudad de Concordia (Entre Ríos).

Con mirada pícara hace alusión a ciertos beneficios que recibía por ser el cuidador de los caballos del Gral. Lanusse. Con esa labor se convirtió en amigo de sus hijos y pasaba parte de su tiempo paseándolos a caballo.

Esta situación agradaba a la familia Lanusse quienes brindaban permisos especiales al soldado Longoni. Por ello debía soportar las bromas irónicas de sus compañeros. Su sonrisa confirma que valía la pena bancar esos chistes porque él así lo pasaba muy bien.



Regresó del Servicio Militar y se puso de novio con Lidia Hoffmann. Se casaron el 22 de octubre de 1949. Del matrimonio nacieron tres hijas: Vilma, Esilda y Nidia. Hoy disfruta de la compañia de nietos y bisnietos... Una hermosa familia.

En la foto se lo ve junto a sus padres, hermanos/as y cuñados/as.


El 3 de noviembre de 1967 se incorpora a la policía de la provincia para cumplir con la noble tarea de velar por la seguridad de los habitantes de Santo Domingo.

Las imágenes muestran el legajo perteneciente a su cargo. Lo conserva intacto.




En la imagen siguiente, "Lelo" en su oficina trabajando. La máquina de escribir registra el paso del tiempo y los cambios en referencia a la actualidad.



Su hija Vilma comenta con emoción que está orgullosa de su padre y recuerda que lo extrañaba mucho porque él cumplía guardias de tres días continuos y luego tenía un día libre.

También expresa que su papá les contaba que por la noche salía a hacer los recorridos con una linterna, ya que no había luz en las calles y ellas tenían miedo que algo le sucediera.

Concluye con la reflexión de que eran épocas tranquilas donde las personas cometían algún robo pero no eran agresivas.

"Lelo" sonríe y dice que los asaditos nunca faltaban, ya que los integrantes de la cooperadora policial siempre estaban dispuestos a reunirse y acompañarlo para acortar las noches interminables de guardia...




Un pedacito más de la rica historia de nuestro pueblo... Una vida más, distinta, especial, como la de cada familia...

Gracias LELO, gracias Vilma!!!

miércoles, 29 de septiembre de 2010

LA SEGURIDAD EN SANTO DOMINGO

"... En las calles de las ciudades, se celebran las ceremonias. Cada vez que un delincuente cae acribillado, la sociedad siente alivio ante la enfermedad que la acosa..." Eduardo Galeano (La escuela del mundo al revés)

Continuando con relatos sobre la historia de Santo Domingo, en este post comenzaré contando sobre el surgimiento de la institución de Seguridad en Santo Domingo que hoy es la actual SUBCOMISARIA OCTAVA...

Ya en épocas lejanas le daban gran importancia a la seguridad en las nuevas localidades fundadas.

En Santo Domingo cerca del año 1900, con motivo de mantener el órden público surgió la creación de una nueva institución: "La Comisaría"

En los primeros tiempos funcionó en la casa de Don José Genero, hoy propiedad de Ricardo Colombo. Allí se mantuvo hasta el año 1946. Hoy día todavía se conserva dentro de la vivienda refaccionada, la pequeña habitación que hacía de calabozo con su cierre tipo "pasador".


Luego fue trasladada al edificio del Señor Tibaldo donde funcionó hasta el año 1970.


Los relatos que se pueden escuchar son variados y generalmente hasta "cómicos"...
Por ejemplo, los policías creaban sus propios reglamentos de cómo castigar según el delito cometido...
Cuando se detenía a alguien por robar una gallina, buscaban en su registro que pena correspondía y daban la orden "Por molestias a su vecino que ya no es poseedor de su gallina ya que se la han consumido en puchero, deberá carpir la plaza con la pala sin filo y así cumplirá con el castigo que le corresponde, además de presentarse a pedir disculpas a la familia afectada".


Los recorridos se realizaban a caballo por los campos durante el día. De noche salía el comisario en la oscuridad con una linterna y cuando escuchaba ruidos raros de alguien que se aproximaba, la encendía iluminando la cara de los jóvenes que andaban por la calle. Los ponía sobre aviso de que regresaran a sus casas y no salieran más de noche o lo comunicaría a sus padres.



Vista actual de lo que fue el domicilio de Tibaldo.


En el año 1970 se terminó la construcción del Centro Cívico y la Subcomisaría se trasladó donde aún hoy permanece.


Entre las autoridades que ocuparon cargos a través de los años es la siguiente:: Leopoldo Gorosito, Santiago Rohrmann, Justo Iturraspe, Justo Díaz, Ibáñez, Jorge Müller, Carlos Gatti, Luis Huber, Mackinley González, Primitivo Alba, Aurelio Longoni,, José Aranda, Hugo Chiariotti, Mario García, José Tarragona, Oscar Chiariotti, ...

Algunos de ellos o sus familiares, se han prestado a relatar sus historias particulares y las iré publicando...

domingo, 22 de agosto de 2010

RESTOS FOSILES! Un sábado colmado de emociones!

"Nunca se queda quieta mi vida
no es un camino de ida y vuelta,
no hay rectas, no está plano
a veces veo horizonte, a veces no..."


Hola amigos, les dejo un video interesante sobre la experiencia vivida ayer sábado 21 de agosto de 2010.

Los restos fósiles fueron descubiertos por el Señor Marcelo Sioli sobre la barranca del río Salado en el campo perteneciente al Señor Lucindo Arber, jurisdicción de Santo Domingo.

Luego, cuando todo se estabilice, les contaré la historia en detalles.

video

También les dejo algunas fotos!















Los fósiles son testimonios del pasado. Denotan la existencia de organismos en otras épocas geológicas y están presentes en distintos niveles de las capas terrestres.

Por lo vivido ayer... destaco la pasión del Señor Sioli y su dedicación en esta labor...

Espero que todo marche hacia el mejor camino...

martes, 10 de agosto de 2010

RECUERDOS DE "CHUCHI" VEGETTI

"Esta tierra es pródiga... En este suelo nacen las palabras y las voces de sus pobladores y surgen los frutos que con su esfuerzo obtuvieron"

Hace unos meses, la entronización del Cristo de la hermandad... -acontecimiento tan significativo para la comunidad-, movilizó los sentimientos de muchos pobladores que, como en el caso del amigo "CHUCHI", recordaron historias y tradiciones que conservan de un pasado lejano...

Tradiciones, costumbres, como las que relata, traídas por sus antepasados desde Lombardia Italia... Son narraciones que pasan a enriquecer aún más la historia de nuestro Santo Domingo.


Chuchi comenta emocionado que su abuelo Arturo Vegetti, llegó a la Argentina aproximadamente en el año 1880, teniendo tan solo 19 años de edad.

Vivió los primeros años en la localidad de Cavour y luego se trasladó a Santo Domingo.

Estando en estas tierras contrajo matrimonio con Luisa Longoni. De esta unión nació Carlos Leopoldo quien se casó con Carolina Oldani. Ellos tuvieron dos hijos: Arturo (Chuchi) y Onelia (Neca ya fallecida).

En la foto: Carlos y Carolina, Neca y esposo, Chuchi y esposa


Entre sus pertenencias, el abuelo Arturo trajo una cruz, un rosario y medallas dentro de una cajita y la utilizaba cada vez que veía que vendría tormenta, llevándola al patio para prevenir temporales bravos que produjeran daños.

Enseñaron a sus hijos a mantener esta costumbre y así sucesivamente esta valiosa cruz sigue recorriendo la familia pasando de padres a hijos varones, de generación en generación cumpliendo el mismo ritual en cada jornada tormentosa.

Hoy la cruz ya cuenta con 120 años y como puden observar en las fotos, se mantiene intacta y alimenta la fe de una familia ejemplar.


Chuchi y su esposa Nelly junto a sus hijos María Angélica, Sonia y Carlos


Sucederá en la tenencia de la cruz Carlos, el hijo de Chuchi, quien si no tiene hijos varones deberá pasarla a un familiar varón que lleve el apellido Vegetti.

"Solamente cuando uno ama y simultáneamente admira a otro ser humano desde las más hondas profundidades de su alma, entonces se encuentra en condiciones de aceptar y asumir su tradición cultural" Konrad Lorenz

lunes, 2 de agosto de 2010

EL SERVICIO MILITAR OBLIGATORIO

Un antiguo refrán dice: “El soldado es como Dios, mientras hay paz y tranquilidad, nadie se acuerda de él, pero cuando se está en peligro, todos imploran por él…”.


En la Argentina el Servicio Militar Obligatorio fue instituido en el año 1901 por el entonces Ministro de Guerra Pablo Richieri, mediante el Estatuto Militar Orgánico de 1901 (Ley N° 4.301), durante la segunda y última presidencia de Julio Argentino Roca. (Wikipedia)

Se lo llamó popularmente la "Colimba", palabra que se supone estaba formada por un acrónimo en alusión a tres actividades frecuentes en los conscriptos: correr, limpiar y barrer.

En Santo Domingo, desde los primeros tiempos de instituida la Ley, comenzaron a celebrar el llamado "BAILE DE CONSCRIPTOS CLASE..." en agasajo a los que al año siguiente dejarían por largo tiempo a sus familias para cumplir con esta obligación.

Volvió a mi mente el tema, cuando revolviendo papeles amarillos y otros recuerdos que voy guardando de mis antecesores, encontré estas cintas que regalaban en la mencionada fiesta a los futuros soldados.

En esa fiesta los conscriptos entraban sin pagar y recibían presentes. Entre ellos una cinta que prendían al bolsillo de su traje, para que la luzcan durante todo el baile.

Esta cinta que guardo de la clase 1914 perteneció a mi tío y padrino ARNOLDO NAGEL.


Mi padre LUIS NAGEL, era de clase 1924, y también conservo el presente que le entregaron en el baile de agasajo.



Esta foto en la plaza de Concordia (Entre Ríos), ciudad donde cumplió su tiempo como conscripto era un tesoro para él... un orgullo... y con ese mismo sentimiento forma parte de mi cajón de recuerdos.



Siempre relataba el momento en que hacía fila para recibir la vacuna en la espalda que les colocaban al ingresar... Decía que muchos se desmayaban al ver la cara de dolor de sus compañeros...

Sostenía que a pesar de la dura disciplina que aplicaban, el regresó orgulloso por lo aprendido y por lo compartido de "igual a igual", con compañeros que jamáz olvidó, porque allí no existían clases pobres, medias o altas... Todos debían cumplir la órdenes dadas y éso era una lección para el crecimiento personal...

Cómo no considerar un ídolo a mi viejo? Estas palabras las llevo grabadas en mi mente y en mi corazón, y causaron mucho efecto en mi vida siempre...

domingo, 18 de julio de 2010

UN AÑO MAS... MAÑANA YA 91!

Imposible olvidar tu amor, tus cuidados, tu prolijidad para atar el moño de mi guardapolvo blanco cada mañana...
Imposible olvidar tus mimos, el aroma de la leche caliente que me ofrecías al llegar cada día en bicicleta desde el campo, con las heladas, para asistir a la escuela...
Y las galletitas para el regreso! Qué ricas!
Cuántos recuerdos hermosos... tantos que no terminaría de enumerarlos...
GRACIAS... GRACIAS!!!


FELICES 91 AÑOS CON INMENSO AMOR!!!!!

Esta foto muestra la tapa del libro sobre su vida que le confeccionamos con Marita para los 90...



Así dice en su primera hoja:

Abuela… Madrina… Tía…
Con mucho amor en este día de tus 90 años, te agradecemos el cariño y cuidado recibidos…
Te queremos mucho!!!! FELIZ CUMPLEAÑOS!!!!
Marita y familia – Nidia y familia

P.D.: Para que Marita te lea cada domingo y todas las veces que lo desees…

“Es tu vida… es un ejemplo para todos…”



Fotos de los 90 años...


Con sus cuñadas...


Con su hija Julia y esposo, nieto y bisnietos...


Con nietos y bisnietos...




Parece ayer... y pasó otro año!!!

"Las historias familiares, los relatos históricos y las tradiciones. . . forman un puente entre el pasado y el futuro y crean vínculos entre las generaciones como ninguna otra reminiscencia puede hacerlo".

sábado, 19 de junio de 2010

UN PADRE DE CORAZÓN

Alguien me enseñó...
A ser una persona consciente del privilegio de la vida.
A intentar ser feliz, siendo yo misma conforme a mi vocación y a mis sueños.
A tener el coraje de ser libre para elegir mis caminos,
venciendo mis temores y asumiendo las consecuencias de mis actos.
A perdonarme mis errores, mis culpas y mis caídas.
A renacer cada día...


En cada festejo especial, en este caso el DÍA DEL PADRE, intento compartir una historia de vida ejemplar...

En esta ocasión elegí hablar de Don LUIS MARINONI... El PADRE DE CORAZÓN de mi madre. En la foto (traje claro) junto a Ricardo Nagel (yerno de corazón) en el Palomar de la ciudad de Santa Fe.


El y su esposa no pudieron concebir hijos y brindaron amor a sus ahijados: Adela Calcaterra, Gladys Arber, Piri Calcaterra y Clelia Garro.


Los cuidaron y cobijaron en su casa desde muy pequeños.

Ellos vivieron como hermanos durante la niñez y juventud, ayudando en las tareas diarias del campo.

Nunca les faltó el amor y un consejo cuando lo necesitaron. Cuando se hicieron adultos cada uno formó familia propia.


Hoy son personas mayores y en sus ojos se nota el brillo de emoción cuando hablan de sus padres de corazón...


A mi viejo que ya no está con nosotros el agradecimiento por lo que me enseñó y el inmenso amor que mantengo vivo en mí...
Al padre de mis hijos, al abuelo paterno, a mi hijo Alejandro (papá de Thiago), a mi cuñado Roberto, y a todos los papás biológicos y de corazón, el deseo de que pasen un ESPLÉNDIDO DÍA, rodeados del amor de sus seres queridos!

martes, 15 de junio de 2010

CRISTO DE LA HERMANDAD - EL DÍA DE LA BENDICIÓN

Nosotros, la gente de Santo Domingo... tan diferentes y tan parecidos entre todos; los que ponemos alma, corazón y vida por lo que amamos y creemos, los que renegamos de todo, los indiferentes...
Todos, todos... estuvimos presente.
Y es porque somos eso justamente... un crisol de creencias, emociones, pasiones, realidades,... que conviven día a día...



La información importante ha sido publicada en distintos medios, aquí les dejo el enlace del Diario "El Litoral", nota publicada por el Sr. César Benítez, para quienes deseen leer datos que perdurarán y formarán parte de nuestra historia...

En situaciones especiales:

* Las palabras nos caminan adentro, mientras nosotros caminamos. En nuestros ires y venires ellas se buscan, se encuentran, se juntan, y unidas crecen y se van convirtiendo en cuentos que quieren ser contados...

* Las imágenes movilizan sentimientos, proporcionan sensaciones, dan placer...

Para que disfruten como lo hicimos quienes estuvimos presente... les regalo el texto tan significativo que nos brindó María Teresa Dayer, junto a las fotos tomadas durante la tarde del domingo 13 de junio...

Esa tarde que nadie olvidará en Santo Domingo...

Amanece temprano en este tiempo bendito de otoño y en el cielo corren nubes serenas.

En el aire hay olor a fe y eucalipto.

Entre tantos árboles uno decidió que quien quisiera mirarlo debería levantar su vista al cielo y así poder encontrar entre sus hojas la majestuosidad de Dios.


Tal vez con ese deseo decidió ser el árbol mas fuerte y sano de La Atalaya.


Por eso sintió que su corazón se hundía de pena cuando fue elegido por un artesano y con la arremetida de sus armas cayó, sintiendo como el viento parecía tocar tambores de música triste.

Lo depositaron al abrigo de una iglesia y comenzaron a trabajar sobre su madera que lloraba viruta y savia.

De sus entrañas surgió la espalda de un inocente que había sido golpeado sin misericordia...

Apareció un rostro burlado, escupido, coronado de espinas...

Unas manos y pies traspasados por clavos oxidados.

Y ese cuerpo desgarrado, colgado sobre otro madero sigue entregado, sin quejarse, rogando a su Padre por la humanidad, para que su sangre que sigue derramándose nos dé una oportunidad de vida y paz eterna.

El árbol se dio cuenta que había sido convertido en cruz y agradeció sereno su destino...

Ser esa cruz que es el signo más frecuentemente repetido, pintado, esculpido, venerado, adorado. Esa cruz que es trono de gloria para un rey victorioso.

Pero sobre todo, esa cruz que es un dulce madero que soporta un dulce peso...la cruz entendida como promesa de salvación.

El artesano sigue tallando. Y en el centro de la cruz, que es en esencia
aquel árbol, un ser divino extiende sus brazos. Mana sangre de sus heridas, pero sonríe...

Sonríe mientras espera ser lluvia de vino y cosecha, de pan y bendiciones para cuando venga la primavera y para que Él, el Resucitado pueda arder en Santo Domingo para siempre...








Espero que, tanto palabras como imágenes, hayan transmitido aunque sea en una pequeña parte, lo que se vivió en la realidad...

GRACIAS POR PASAR... GRACIAS A TODOS LOS QUE DEJAN SU MENSAJE!!!