viernes, 29 de octubre de 2010

AURELIO LONGONI "EL LELO"

"Si cometo el más mínimo fallo lo pagaré dos veces y aún así me pondré mi uniforme, tomaré mi arma y saldré de nuevo. Porque es lo que los profesionales hacen, y YO... SOY POLICIA"


Como mencioné en el post anterior, va el relato de uno de los policías que velaron en un lapso, por la seguridad de nuestro pueblo.

Aurelio Longoni... "EL LELO" como lo llamamos todos en el pueblo aún hoy día.

Lo visité una tarde y conversamos largamente. Recordó su juventud, su pasión por FANGIO, y su fanatismo por RIVER.

Su compañera inseparable ... la radio a batería que, con el avance de la tecnología hizo transformar para que funcione con pilas.

Habla pausadamente, cuenta que sus programas preferidos eran "Los Perez García" y "Glostora Tango Club".

En la actualidad ese aparato desde temprano por las mañanas, sigue acompañándolo para sintonizar la FM local que desde las siete comienza su alegre programación con "LA VENTANITA" que conduce David Muller.

El relato ahora se dirige hacia mucho tiempo atrás... Comenta que cumplió con el Servicio Militar Obligatorio en la ciudad de Concordia (Entre Ríos).

Con mirada pícara hace alusión a ciertos beneficios que recibía por ser el cuidador de los caballos del Gral. Lanusse. Con esa labor se convirtió en amigo de sus hijos y pasaba parte de su tiempo paseándolos a caballo.

Esta situación agradaba a la familia Lanusse quienes brindaban permisos especiales al soldado Longoni. Por ello debía soportar las bromas irónicas de sus compañeros. Su sonrisa confirma que valía la pena bancar esos chistes porque él así lo pasaba muy bien.



Regresó del Servicio Militar y se puso de novio con Lidia Hoffmann. Se casaron el 22 de octubre de 1949. Del matrimonio nacieron tres hijas: Vilma, Esilda y Nidia. Hoy disfruta de la compañia de nietos y bisnietos... Una hermosa familia.

En la foto se lo ve junto a sus padres, hermanos/as y cuñados/as.


El 3 de noviembre de 1967 se incorpora a la policía de la provincia para cumplir con la noble tarea de velar por la seguridad de los habitantes de Santo Domingo.

Las imágenes muestran el legajo perteneciente a su cargo. Lo conserva intacto.




En la imagen siguiente, "Lelo" en su oficina trabajando. La máquina de escribir registra el paso del tiempo y los cambios en referencia a la actualidad.



Su hija Vilma comenta con emoción que está orgullosa de su padre y recuerda que lo extrañaba mucho porque él cumplía guardias de tres días continuos y luego tenía un día libre.

También expresa que su papá les contaba que por la noche salía a hacer los recorridos con una linterna, ya que no había luz en las calles y ellas tenían miedo que algo le sucediera.

Concluye con la reflexión de que eran épocas tranquilas donde las personas cometían algún robo pero no eran agresivas.

"Lelo" sonríe y dice que los asaditos nunca faltaban, ya que los integrantes de la cooperadora policial siempre estaban dispuestos a reunirse y acompañarlo para acortar las noches interminables de guardia...




Un pedacito más de la rica historia de nuestro pueblo... Una vida más, distinta, especial, como la de cada familia...

Gracias LELO, gracias Vilma!!!

16 comentarios:

Genín dijo...

Es cierto, hay gente a la que nunca se olvida...
Salud

Solange dijo...

El Lelo...un personaje más de nuestra historia y que no es quizás valorado como corresponde y gracias Nidia por rescatarlo del olvido.
En lo personal puedo decir que las veces que he frecuentado su casa, al igual que mi mamá, tanto él como su esposa Lidia siempre nos recibieron con los brazos abiertos, muy buenos ellos y muy agradables(y los mates que cebaban que ricos que eran!) Y su familia, por estos valores, como no estar orgulloso de él. Un beso para él y toda su familia y cuidemos esta historia viva de nuestro querido Santo Domingo.

Rodolfo N dijo...

Personajes inolvidables que viven en nuestros pueblos y dejan huellas profundas.
Un beso!

tia elsa dijo...

Que lindas estas historias, todo tan distinto, épocas en que la policia era toda una institución, en la cual confiabamos y respetabamos, que bueno seria que volviera a ser asi. Besos tía Elsa.

ALMA dijo...

Que bella historia!!!!

Te cuento que tuve un tío - Martín Manqui, que se hizo conocido en el caso Peinjerek - que fue policía de pueblo, de los que estaban en el destacamento en el medio de la nada, solo con su caballo, y este relato me hizo acordar de él y de tantos que anonimamente nos cuidaron y eran el orgullo de la familia a la cual pertenecían.


Para no perder la costumbre, mi amorcito, también es de la fuerza.


Besotes y felicitaciones por el post.

ACACIA dijo...

¡Qué lindo post Nidia! Muy buen trabajo.
Te mando un abrazo,

Acacia

Silvia Cristina dijo...

Siempre exelentes tus entradas!!!

Un placer pasar por aqui...

Te dejo un fuerte abrazo..querida amiga Colo..(abuela Joven)

FELICES FIESTAS!!!!!

FELIZ Y PRÓSPERO AÑO NUEVO!!!!

DIOS TE COLME DE BENDICIONES!!!!!!

Silvia Cristina

Colo dijo...

GENIN: Gracias amigo por visitar siempre mi espacio, a pesar de lo haragana que estoy para escribir en tu blog...
Eso habla de la gran persona que sos!
Un abrazo!

Colo dijo...

SOLANGE:
Gracias a vos por leer y valorar este humilde trabajo...
Vos sabés lo importante que es para mi leer mensajes de personas de Santo Domingo, y más siendo alguien con quien comparto tantas horas de cada día!
Un abrazote

Colo dijo...

RODOLFO N:
Es tal cual decís, dejan sus huellas imborrables...
Muchas gracias por pasar!
UN BESO

Colo dijo...

TIA ELSA:
Es cierto, eran otros tiempos... Nos gusta la tecnología, los cambios, la comunicación que hoy disfrutamos, pero también vinieron aparejadas situaciones terribles como la inseguridad y tantas otras no?
Gracias por tu mensaje, vos siempre presente
Un abrazote!

Colo dijo...

ALMA:
Tanto tiempo sin leerte por aca! Qué lindo!
Me alegra haberte traído buenos recuerdos, es lindo saber que lo que uno escribe llega al corazón de las personas! Gracias!
Un besote

Colo dijo...

ACACIA:
Gracias amiga! Acá estoy respondiendo y esperando tu visita!
Un abrazote!

Colo dijo...

SILVIA:
Jajajajaja, qué lindo leerteeeeeeeee!! Esta abuela joven tuvo unos días de más viejita pero ya se recuperó y de vuelta "al ruedo" jajajaja. Abuela joven de nuevo!
Gracias por pasar y por tus deseos generosos. lo mismo envío para vos y tus seres queridos!
Besotes!!!

mimbre dijo...

Hola Colo...
Estoy de visita...Que tiempo aquellos en lOS cuales mis mayores siempre, pero siempre me recordaban: "cualquier cosa le preguntas al policia" eran todo un referente. Buena entrada, AMIGA MIA¡¡
Un abrazo enorme
Osvaldo

Colo dijo...

OSVALDO:
Gracias por tu visita querido amigo, Un sincero gracias, porque reconozco que estoy con muchas cosas y no llego a visitarlos y dejar mensajes, pero los tengo presente y agradezco a quienes a pesar de mi ausencia siguen pasando!
Los quiero!
Un abrazo!