martes, 10 de agosto de 2010

RECUERDOS DE "CHUCHI" VEGETTI

"Esta tierra es pródiga... En este suelo nacen las palabras y las voces de sus pobladores y surgen los frutos que con su esfuerzo obtuvieron"

Hace unos meses, la entronización del Cristo de la hermandad... -acontecimiento tan significativo para la comunidad-, movilizó los sentimientos de muchos pobladores que, como en el caso del amigo "CHUCHI", recordaron historias y tradiciones que conservan de un pasado lejano...

Tradiciones, costumbres, como las que relata, traídas por sus antepasados desde Lombardia Italia... Son narraciones que pasan a enriquecer aún más la historia de nuestro Santo Domingo.


Chuchi comenta emocionado que su abuelo Arturo Vegetti, llegó a la Argentina aproximadamente en el año 1880, teniendo tan solo 19 años de edad.

Vivió los primeros años en la localidad de Cavour y luego se trasladó a Santo Domingo.

Estando en estas tierras contrajo matrimonio con Luisa Longoni. De esta unión nació Carlos Leopoldo quien se casó con Carolina Oldani. Ellos tuvieron dos hijos: Arturo (Chuchi) y Onelia (Neca ya fallecida).

En la foto: Carlos y Carolina, Neca y esposo, Chuchi y esposa


Entre sus pertenencias, el abuelo Arturo trajo una cruz, un rosario y medallas dentro de una cajita y la utilizaba cada vez que veía que vendría tormenta, llevándola al patio para prevenir temporales bravos que produjeran daños.

Enseñaron a sus hijos a mantener esta costumbre y así sucesivamente esta valiosa cruz sigue recorriendo la familia pasando de padres a hijos varones, de generación en generación cumpliendo el mismo ritual en cada jornada tormentosa.

Hoy la cruz ya cuenta con 120 años y como puden observar en las fotos, se mantiene intacta y alimenta la fe de una familia ejemplar.


Chuchi y su esposa Nelly junto a sus hijos María Angélica, Sonia y Carlos


Sucederá en la tenencia de la cruz Carlos, el hijo de Chuchi, quien si no tiene hijos varones deberá pasarla a un familiar varón que lleve el apellido Vegetti.

"Solamente cuando uno ama y simultáneamente admira a otro ser humano desde las más hondas profundidades de su alma, entonces se encuentra en condiciones de aceptar y asumir su tradición cultural" Konrad Lorenz

10 comentarios:

Conchi dijo...

Amiga, qué curiosas son las tradiciones y cómo se van manteniendo con el paso de los años. Aunque es cierto que cada vez los jóvenes quieren creer menos en las viejas costumbres y creencias. Al menos, aquí, en España, en la zona donde yo vivo, está pasando así, que muchas tradiciones se han perdido.
Lo que me pareció curioso es que la que tú comentas es machista, pues hay que pasar la cruz a un varón que lleve el apellido Vegetti, y así se hace, respetando la costumbre. Entiendo que es así para que este hombre pueda pasar la cruz a su hijo varón que es el que también perpetúa el primer apellido, ya que las niñas lo pierden en ellas.
Bueno, no sé si me lié, jaja, pero yo me entendí!

Amiga, me gusta verte escribir y compartir la historia de tu pueblo con nosotros.
Espero que estén todos bien. ¡Y no trabajes tantooooo! Se te echa de menos en los blogs y en los juegos.

Abrazos
Conchi

Mariela Torres dijo...

Me parece maravilloso que la familia cuide y respete la tradición y la cruz. Es una historia muy linda.

Besos.

Alfonso dijo...

Eso sí que es una tradición, precioso el crucifijo!!

David Carrascosa dijo...

Los pequeños detalles hacen de la vida algo grande. Y para muestra este post tan maravilloso.

Vuelvo al ateque, Colo. BESOS!!

ALMA dijo...

Que maravilla!! estos tesoros familiares que se van heredando de generaciones a generaciones con toda su carga de recuerdos, testimonio de una época y emotividad.

Hermoso post

Colo dijo...

CONCHI:
Amiga del alma, te haces tiempo para todo.... Es verdad que casi ya no visito los blogs, y me reprocho eso... extraño...
Lo de la actitud machista pasa porque los hijos llevan el apellido del padre lógico, entonces para que permanezca en una familia Vegetti, debe ser así...
Te mano un enorme abrazo y pronto andaré recorreindo espacios y jugando.
Muchas gracias por estar!

Colo dijo...

MARIELA:
Muchas gracis por tus palabras. Sos unalectora fiel, infaltable!
Un beso

Colo dijo...

ALFONSO:
Muchas gracias por pasar siempre y dejar tu huella!
Un beso

Colo dijo...

"Los pequeños detalles hacen de la vida algo grande"
Hermosa frase amigo!
Muchas gracias!
Im abrazo

Colo dijo...

ALMA:
Qué bueno leerte! Gracias por tus palabras
Un abrazo enorme