lunes, 2 de agosto de 2010

EL SERVICIO MILITAR OBLIGATORIO

Un antiguo refrán dice: “El soldado es como Dios, mientras hay paz y tranquilidad, nadie se acuerda de él, pero cuando se está en peligro, todos imploran por él…”.


En la Argentina el Servicio Militar Obligatorio fue instituido en el año 1901 por el entonces Ministro de Guerra Pablo Richieri, mediante el Estatuto Militar Orgánico de 1901 (Ley N° 4.301), durante la segunda y última presidencia de Julio Argentino Roca. (Wikipedia)

Se lo llamó popularmente la "Colimba", palabra que se supone estaba formada por un acrónimo en alusión a tres actividades frecuentes en los conscriptos: correr, limpiar y barrer.

En Santo Domingo, desde los primeros tiempos de instituida la Ley, comenzaron a celebrar el llamado "BAILE DE CONSCRIPTOS CLASE..." en agasajo a los que al año siguiente dejarían por largo tiempo a sus familias para cumplir con esta obligación.

Volvió a mi mente el tema, cuando revolviendo papeles amarillos y otros recuerdos que voy guardando de mis antecesores, encontré estas cintas que regalaban en la mencionada fiesta a los futuros soldados.

En esa fiesta los conscriptos entraban sin pagar y recibían presentes. Entre ellos una cinta que prendían al bolsillo de su traje, para que la luzcan durante todo el baile.

Esta cinta que guardo de la clase 1914 perteneció a mi tío y padrino ARNOLDO NAGEL.


Mi padre LUIS NAGEL, era de clase 1924, y también conservo el presente que le entregaron en el baile de agasajo.



Esta foto en la plaza de Concordia (Entre Ríos), ciudad donde cumplió su tiempo como conscripto era un tesoro para él... un orgullo... y con ese mismo sentimiento forma parte de mi cajón de recuerdos.



Siempre relataba el momento en que hacía fila para recibir la vacuna en la espalda que les colocaban al ingresar... Decía que muchos se desmayaban al ver la cara de dolor de sus compañeros...

Sostenía que a pesar de la dura disciplina que aplicaban, el regresó orgulloso por lo aprendido y por lo compartido de "igual a igual", con compañeros que jamáz olvidó, porque allí no existían clases pobres, medias o altas... Todos debían cumplir la órdenes dadas y éso era una lección para el crecimiento personal...

Cómo no considerar un ídolo a mi viejo? Estas palabras las llevo grabadas en mi mente y en mi corazón, y causaron mucho efecto en mi vida siempre...

11 comentarios:

Genín dijo...

Pues yo como tu viejo, estuve en el ejército y considero que ha sido el tiempo mas inútilmente perdido de toda mi vida!
Salud

mimbre dijo...

Hola Colo...
Cuantos recuerdos, se agolpan en mi memoria...Esta claro que eran otras epocas, otra vida, otra forma de verla, tal vez¡ Tengo el orgullo de haber hecho el servicio militar en la escuela de Infanteria, tiempo en el cual, aprendi muchas cosas buenas. Aprendi a valorar mi familia, me hice de grande amigos, soldados como yo, aprendi diciplina militar y como hacer para defender mi patria...Y un montón de cosas más que prefiero olvidar...Se predica con el ejemplo y el ejemplo dado no fue precisamente bueno¡¡
Gracias por traer a mi presente gratos momentos del ayer¡
Un abrazo enorme
Osvaldo

Alfonso dijo...

Yo también estuve en el ejército español cerca de dos años. Sólo consigue buenos amigos que ahora nos volvemos a encontrar en facebook.

Conchi dijo...

Querida Colo, aquellos tiempos no son como los de ahora, ni como los de nuestras generaciones. Nuestros padres vivieron la mili de una forma mucho más intensa.
Pero lo más importante es el recuerdo que tienes de él y de tu tío y lo que sus palabras te traen a la memoria.
Su recuerdo y cariño para siempre.

Te mando un fuerte abrazo, amiga, para ti y tu familia.
Conchi

Adrisol dijo...

también tengo recuerdos que muchas veces ha contado mi papá...y a pesar que fueron épocas muy difíciles para él, creo que aprendió muchas cosas que le sirvieron para toda la vida.

lamentablemente se fué desvirtuado y terminó cómo ya todos sabemos..
un abrazo y gracias por el recuerdo

Colo dijo...

GENIN:
HOla!, gracias por tu comentario. Sipongo que para todos ha sido muy duro y unos aprenden y otros tiene muy malos recuerdos. Desde siempre hubieron cosas que tendrían que cambiarse.
Cariños!

Colo dijo...

OSVALDO:
Coincido en todo lo que decis, pero mi padre se refería a la madurez que adquirió estando solo, y aprendió que la vida no era fácil siempre. Debido a ello siempre fue agradecido de lo que tuvo luego!
Un abrazo y gracias!

Colo dijo...

ALFONSO:
Qué bueno que hoy la tecnología te permita reencontrarte con ellos.
Gracias por compartirlo
Un abrazo!

Colo dijo...

CONCHI:
Gracias por tus palabras, siempre encjan en lo que pienso y siento.
Cuánto tiempo sin charlar amiga, mi vida está un poco sobrecargada de cosas!
Te mando un abrazo

Colo dijo...

ADRISOL:
Es la misma historia de mi padre Adri, tal cual me lo contaba, aprendeiron mucho, maduraron...
Gracias por pasar!
Besotes!

ALMA dijo...

Hermoso homenaje!!!!


Yo guardo del año 1941 un cuadro pintado al óleo de mi padre como conscripto.