miércoles, 31 de diciembre de 2008

LA FORTALEZA DEL ROBLE

"LA SERENATA"(actualización 01-01-2009)

Una divertida tradición que cada año sucede en mi pueblo.
Cerca de la salida del sol del primer día del año, grupos de jóvenes salen con sus guitarras y otros instrumentos a cantar serenatas...
Se ubican en la ventana de cada vecino y cantan una canción deseando feliz año nuevo, y reciben de regalo sidras u alguna otra bebida...
Hoy a las seis pasaron por mi casa...


"Tienes que ser como el roble, fuerte para sufrir con calma los dolores de la vida".

Siempre nos decía mi abuela y señalaba el viejo árbol ubicado en el patio...

Ella sostenía que era como un amigo o algo viviente, que nos brindaba frescura en su sombra, música en sus hojas que acariciaban el viento, y abrigo en el ramaje espeso de sus brazos.

Aquel roble ya no existe... pero nuestro pueblo alberga otro ejemplar de casi 100 años que hoy quiero mostrarles mediante fotos.

Un viejo amigo de muchas familias que han habitado la vivienda en cuyo patio pasa sus días.

Este roble permanece erguido, soporta tormentas, sequías,... Ha sido testigo de muchos finales de año y comienzo del siguiente... y resiste... vive...

Como dice Eladia Blazquez:

Merecer la vida es erguirse vertical,
más allá del mal, de las caídas...
Es igual que darle a la verdad,
y a nuestra propia libertad
¡La bienvenida!...
Eso de durar y transcurrir
no nos da derecho a presumir.
Porque no es lo mismo que vivir...
¡Honrar la vida!


MUCHAS FELICIDADES Y LA FORTALEZA NECESARIA
PARA LO QUE ELIJAN VIVIR EN EL 2009 Y SIEMPRE!!!

GRACIAS A TODOS POR LA COMPAÑÍA EN ESTE AÑO Y ESPERO SE ACRECIENTE EN EL PRÓXIMO!

sábado, 27 de diciembre de 2008

UNA TRADICIÓN ECUMÉNICA…


"Y en las aldeas y las ciudades,

y en las montañas y en las campañas

ninguno falta, todos están:

Están los viejos y están los jóvenes.

¡Están los hijos y están las madres!

Esa es la paz."


Mario Bravo




Desde hace años es tradición en nuestro pueblo, que las comunidades evangélica y católica se unan para organizar la celebración de la Navidad en la plaza.

Desde principios de diciembre, niños, jóvenes, adultos,... preparan obras especiales y la representación del pesebre viviente.



El día 26 de diciembre por la noche, desde temprano se va llenando la plaza de personas de todas las edades...

Es la fecha elegida para no interferir en ninguna reunión familiar.


Y finalmente comienza la celebración...


Los presentes siguen atentos el desarrollo de la obra de cada año que siempre culmina con el feliz nacimiento...


Al finalizar, se reparten golosinas a los niños presentes...

Luego las familias se quedan en la plaza, pasean, conversan con amigos, mientras los pequeños juegan, disfrutando del cálido sentido de una noche especial.


Les dejo un video muy cortito para que escuchen y vean unos segundos...

video

lunes, 22 de diciembre de 2008

Este espacio no es un noticiero pero...

Vale la pena contarlo!!!

Hoy es un buen día...

Muy temprano, todos nos enteramos de la noticia...

Hace tiempo que Miguel Yennerich necesitaba un transplante de hígado y estaba en lista de espera.

Anoche un llamado lo encaminó hacia la ciudad de Rosario donde fue intervenido. La operación salió bien y ahora resta esperar su evolución...

Desde este espacio quiero acompañar a toda la familia... hacer saber a su esposa, a sus hijos, que todo el pueblo está con ellos de alguna manera...

Transmitirles la confianza y la fuerza necesarias en estas horas de espera.

Un fuerte abrazo! Y muchas gracias a las personas que brindan la posibilidad de vivir a otras!

martes, 16 de diciembre de 2008

LA NAVIDAD EN EL CAMPO... HACE TIEMPO...

"Si te gusta mi cantar ya empiezas a quererlos
porque lo que hago es contar lo que aprendí en mis pueblos."

Rocío Jurado


Hace unos meses comencé a escribir este blog, sin saber bien cuál sería la orientación del mismo.

En pocos días y gracias a las críticas y sugerencias de algunos amigos, sobre las primeras publicaciones, descubrí mis ganas de mostrar el lugar donde vivo.

Hoy estoy “chochísima” con mi labor, porque mi pueblo ya es conocido mediante este espacio, en muchos lugares, y yo... probando, equivocándome, corrigiendo, aceptando sugerencias, voy pintando un sitio en el cual muchos quisieran habitar...

Y es un espacio real... es mi pueblo... es SANTO DOMINGO...

Está en Santa Fe, en el centro, y se encuentra delimitado por el SALADO...
Muy cerca de ese río, se encuentra en pleno campo, la casa donde nací y viví hasta los 20 años...

Hoy... en este post, contaré por primera vez algo referido a mi vida y a mi familia… Porque creo que vale la pena narrar cómo esperábamos la Navidad, cómo la pasábamos...

Y también porque es parte de la historia...

En una casa grande rodeada de extensos patios y muchos árboles, a siete kilómetros del pueblo, vivíamos once personas: mi abuela paterna, mi familia formada por mis padres mi hermana y yo, y la familia de tío “Chacho” (aquel músico a quien dediqué un post hace tiempo) conformada por él, su esposa y cuatro hijos varones.

Cada Navidad era una verdadera fiesta. Venían al campo todos los hijos de mi abuela con sus familias. Eran cinco más aparte de los dos que habitaban el lugar...

A nosotros, los niños de la casa (seis en total), nos encantaba, y esperábamos ese día con mucha alegría y ansiedad.

Desde varios días antes, entre todos limpiábamos los patios, los dejábamos libres de cualquier elemento que pudiera entorpecer algún minuto de nuestra diversión...

Adornábamos las galerías, armábamos el árbol que lucía hermoso aunque no tuviera luces...

El día 24, ayudábamos en la preparación de comidas y tortas para ofrecer a las visitas. Nos portábamos muy bien esperando el mejor regalo del “NIÑO DIOS”.
Después de la cena sabíamos que pasaría a dejar los regalos.

Mi padre nos acompañaba y nos recostábamos en su cama esperando escuchar la corneta que anunciaba la llegada. Escuchábamos los ruidos que hacía al descargar los paquetes frente a la puerta de atrás de la casa...

Muy acurrucados esperábamos a que se aleje (teníamos miedo, así era en ese tiempo). Cuando el sonar de la corneta se alejaba, nuestra ansiedad ya era insoportable.

Queríamos correr para saber qué nos había dejado, pero primero salía mi padre para comprobar que ya se había ido, y cuando nos avisaba que todo estaba bien, corríamos a abrir los regalos. Eran humildes, caseros,... pero qué alegría nos daba recibirlos!
Había para todos, mi abuela se encargaba de que a nadie le falte el regalito de Navidad!


Cuánta inocencia! El “Niño Dios” era mi tío pero nosotros por supuesto que no lo sabíamos, ni siquiera se nos ocurría imaginarlo...

Jugábamos muy entusiasmados con los presentes y después de un rato no íbamos a descansar para estar bien al día después...

A la mañana siguiente vivíamos la emoción de recibir a nuestros tíos y primos para luego compartir el día de Navidad... para nosotros la jornada más esperada del año!

Las actividades eran numerosas, desde fútbol, bochas, bolitas, cartas, guitarreadas,... hasta las más inesperadas charlas entre familiares que se ven solamente en ocasiones especiales.

Con el paso del tiempo... y los cambios que la vida va imponiendo... estas reuniones se dejaron de lado...

Aquellos festejos gozan del recuerdo más dulce que conservamos de nuestra niñez...

Cada época tiene su encanto... Hoy todo es diferente, nuestra vida cambió, nuestras creencias cambiaron, pero siempre podemos elegir cómo vivir las fiestas... nuestra actitud es lo que cuenta...

Y ustedes... quieren contar cómo festejaban antes la Navidad? Y en la actualidad?

miércoles, 10 de diciembre de 2008

UNA ESCUELA QUE CRECE...

“…Y hay jóvenes que madrugan los talleres.
Y hay maestras que iluminan aulas...”

Roberto Esmoris Lara

La escuela agrotécnica Nº 2047 había abierto sus puertas en el año 1982, impulsada por un grupo de emprendedores cuyo trabajo permanecerá siempre en la memoria de quiénes fueron testigos...

Ellos habían percibido la necesidad de las familias del lugar por mantener a sus hijos en el hogar, y la nueva institución brindaba esa posibilidad trayendo felicidad a toda la comunidad.

Primer día de clases - 26 de marzo de 1982 - En la casa prestada

En sus comienzos funcionó en una casa de familia prestada, y adaptada a los requisitos del Ministerio de Educación.

Con el paso del tiempo y el ingreso del segundo curso, este lugar fue quedando chico y la preocupación apareció en los pensamientos de los encargados.

Una ocurrencia que pareció ilógica en el primer momento, surgió y fue transmitida… La estación abandonada podría ser el lugar ideal... y por qué no???


“Un sacudón… , como tratando de quitarse el polvo de una larga caminata … y la vieja estación tomó vida nuevamente”

Era momento de limpiar, de restaurar, de construir más bancos,...

Los alumnos se sumaban año tras año y había que construir aulas...

Todos colaboraban, integrantes de la Comisión Directiva, empleados, alumnos, y los precursores,...


Todos cavaban cimientos, hacían ladrillos, levantaban paredes,...

Cada año representaba una nueva etapa, un nuevo desafío...

Cada año se necesitaba una dependencia más...

Se construyeron aulas, internado para alumnos varones, cocina y comedor, gabinete de computación, laboratorio de análisis de suelo y forrajes...

En el año 1985, se abrió una Escuela de Enseñanza Media para Adultos que funciona por la noche.

En el año 1986 se creó el Instituto Superior del Profesorado de Nivel Pimario Nº 4023, que comparte las instalaciones con la Escuela Agrotécnica durante las tardes.


La Institución ha crecido mucho en pocos años. En este sentido también hay que destacar la presentación de proyectos constantes a través de los cuales se lograron convenios con empresas mediante el mecanismo de crédito fiscal. Esto determinó una ayuda económica muy importante para la comunidad educativa.

Y esto no se detiene... Lejos de pensar que todo lo que se ha realizado implica la culminación de las expectativas, siempre surgen nuevas propuestas, siempre hay otra necesidad que cubrir, una nueva ampliación que realizar, un nuevo diseño para hacer más funcional el desarrollo de las tareas de los alumnos y el personal.

Vista aerea actual- El techo rojo pertenece a lo que fue la Estación Pericota. Se deduce el crecimiento...


Los “hacedores” con orgullo sostienen:
“Comenzamos hace 26 años con 13 alumnos, docentes ad-honorem y funcionando en una casa prestada. Hoy contamos con 197 alumnos incluyendo la educación para adultos, varios centenares de ex alumnos capacitados para el mundo del trabajo en la educación no formal.
Esta realidad posiciona con certeza a nuestra institución como la más pujante de la región”


Fuente: Revista 25º Aniversario.

jueves, 4 de diciembre de 2008

LA ESTACION PERICOTA

"Junto a una larga ruta de vías herrumbrosas, la vieja estación de trenes duerme el letargo del paso de los años...
Su compacta estructura se mantiene erguida en actitud desafiante..."

Elda Menvielle

AYER...
Testigo de llegadas y partidas… de reencuentros y despedidas...



HOY...
Muestra de vida durante todas las horas del día, risas... alegrías... momentos difíciles...



Y también llegadas y partidas... reencuentros y despedidas...

Porque sus alumnos se renuevan cada año así como cada año un grupo se va...

La historia continúa, la Estación/Escuela crece...

La VIEJA ESTACION PERICOTA, hoy convertida en una pujante INSTITUCION EDUCATIVA...

Revivamos su historia juntos...

En septiembre de 1888, el Superior gobierno de la Provincia de Santa Fe había autorizado por Ley la instalación del Ramal Ferroviario que unía la localidad de Nelson con la ciudad de San Cristóbal, cruzando por Santo Domingo, pueblo que mientras sucedía la construcción se fundaba (14 de octubre de 1891).

El 2 de noviembre de 1891, el primer tren hizo su recorrido ante la mirada expectante de los ansiosos pobladores que comenzaban a observar la concreción de sus sueños de crecimiento.

Cada paraje tenía su Estación y la de Santo Domingo se llamó “Pericota”.

Según relato del Señor Tomás Rodolfo Dolder (1903), el nombre se le dio porque así se llamaba la esposa de quién se encargó de realizar la gestión para su construcción.

En los comienzos era sólo una oficina. De acuerdo a las necesidades se fueron agregando dependencias y se convirtió en el edificio que muestra la foto. Además contaba con dos galpones de gran capacidad de almacenamiento de cereales.

En el año 1914, la creciente del Río Salado destruyó el puente que cruzaba hacia la localidad de LLambi Campbell para luego arribar a Nelson.

Ese tiempo quedó muy grabado en el recuerdo de los pobladores, ya que el tren procedente de San Cristóbal llegaba a Santo Domingo para regresar al día siguiente a la estación de origen.

El nuevo puente fue habilitado el 1º de mayo de 1933. Este Ramal funcionó hasta el 10 de diciembre de 1961, día en que fue clausurado oficialmente.

Posteriormente circularon por un tiempo trenes llamados “de balastro” que transportaban el material ferroviario proveniente del desmantelamiento del Ramal Nelson - San Cristóbal.

Años después fueron levantadas también las vías y se desarmó el puente. La estación quedó abandonada y las malezas avanzaron...

El espíritu emprendedor de nuestra gente… las ganas de crecer, dijeron presente una vez más...

Y un rescate inimaginable se puso en marcha...